Tuesday, 26 October 2010

Alcobendas, una Ciudad para Morir

Desconozco de donde se sacan los titulillos y menciones honoríficas del tipo “Modelo de Gran Ciudad” que desde hace unos años aplican a la ciudad en la que paso gran parte de mi tiempo, aunque sí sé que deben venderlos al mejor postor, y gracias a la cercanía de La Moraleja, la pasta no escasea en los fondos públicos de esta ciudad.

Ayer, tras jugármela en las mil y una rotondas que dicen agilizan el tráfico en nuestras saturadas ciudades llegué a casa a tiempo para pasear. Llevaba en mis bolsillos un par de pilas con la intención de reciclarlas (mi ciudad se jacta de un tremendo porcentaje de reciclado de basuras), pero la realidad es que tras una hora de paseo sin cruzarme con uno de esos contenedores que tan estratégicamente sitúan en las entradas de las ya citadas rotondas (entiendo que para completar la función de reciclado al entrar totalmente a ciegas en las mismas) y “disfrutar” de un escenario de contenedores llenos hasta el gollete junto a carteles de “Un Modelo de Gran Ciudad”, “Una Ciudad para Vivir”, etc., terminé literalmente tan hasta los cojones que estuve en un tris de deshacerme de las pilas mediante el atascado sistema de drenaje y alcantarillado que esta “Gran Ciudad Escombro” ofrece.

Y es que me surgen miles de preguntas de las que cito aquí las que a bote pronto acuden a mi cabeza. ¿Dónde estarán aquellos señores que cada mes de septiembre limpiaban el sistema de alcantarillas ante la llegada de las primeras lluvias de otoño? ¿Dónde los jardineros que cuidaban los jardines? ¿Qué ha sido del Parque de Euskadi para que sus zonas verdes sean ahora arenisca? ¿Qué ha hecho Euskadi para merecer que su nombre se vea ofendido por tamaño vertedero de parque – colegio infantil?

Si estás pensando en vivir en Madrid, huye, y si tu opción es Alcobendas, corre.

¿Qué de qué ciudad hablo querido lector? Bueno, el comentario es aplicable a muchas otras pero en concreto hablamos de Alcobendas.

¡Cuánto hecho de menos el pueblo de los años 70 donde para bajar a Madrid debías coger una de las pequeñas camionetas verdes que te dejaban en Plaza de Castilla!

4 comments:

Lola said...

Los tiempos avanzan, pero la memoria es selectiva y se queda con trocitos de nuestra vida que realmente aportan algo. Me gustó la entrada. Gracias Antonio

Zaloette said...

Buenos días Lola,


Añoro tiempos pasados, y esos rincones de España en los que se respiraba humanidad.


Besotes. Antonio (Zaloette)

Juanma said...

Aupa Antonio.
Ayer escribì un libro en los comentarios de esta tu entrada, pero como estaba sin logear no pude hacerlo.
Madrid está bonito, pero es una gran ciudad. Por la zona Bizkaia, andamos igual.
El tráfico, el estress, el ritmo de vida que llevamos en definitiva no puede ser bueno.
Bueno, queria decirte que fué llegar a Madrid y tras entrar en la M40, creo que uno de los primeros municipios que vemos es Alcobendas y al leer tu entrada pensé..."que coincidencia jeje"
A mi tambien me entran ganas de echarme al monte, a una de esas casas abandonadas en pueblos semiabandonados cercanos a nuestro pirineo peroooo...habra que esperar al menos a que los chavales esten criados.
Paciencia amigo y un saludo.

Zaloette said...

Buenos días Juanma!!

Pues este fin de semana he estado en Bilbao... bueno, de hecho escribo el comentario desde esa ciudad.

Estoy de acuerdo contigo, estas grandes ciudades son bastante lamentables, lo que unido al hecho de que quieran etiquetarlas como "Ciudades para vivir" produce al menos cierta risa.

Espero que lo pasaráis bien por allí.

Un abrazo. Antonio (Zaloette)