Thursday, 16 December 2010

Un Éxito en el Teletransporte

El experimento parecía haber obtenido por fin un resultado positivo. Los miembros de investigación se abrazaban entre lágrimas después de la llamada perdida que Paco había hecho con su Blackberry desde el mismo centro de Madrid. Todo apuntaba a que Paco acababa de ser teletransportado, si todo había ocurrido de acuerdo a los planes establecidos, desde el laboratorio situado en un pequeño parque empresarial al norte de Madrid, al mismo centro de la Puerta del Sol, y todo ello en décimas de segundo.

Así, las investigaciones se habían desarrollado durante más de cuatro años, iniciándose los estudios allá por enero de 2005. Los estudiosos habían encontrado numerosos escollos, tanto legales como éticos y morales. La sociedad en su conjunto parecía tener opinión sobre este asunto, ¡y qué opinión!

La Iglesia se había pronunciado en contra del experimento por permitir al hombre el transporte inmediato de la materia, pero, ¿qué sucedía con el alma que según ellos iba pegada a la materia y quedaba posada sobre el dispositivo teletransportador?

Los distintos gobiernos que vieron suceder el experimento tomaron enfrentadas aproximaciones al asunto, y mientras uno se volcó sólo a medias en la tarea, otro apenas si la aprobó.

Los grupos de lobby en contra del maltrato animal se negaron con contundencia a la investigación con animales, y en el mismo sentido fueron comunicando su postura grupos de presión frente a la manipulación genética, protectores de la flora, asociaciones de jubilados, peñas futbolísticas y un sinfín de agrupaciones. Madrid estuvo tomado reiteradamente cada fin de semana por estos distintos grupos mostrando su nulo interés en el avance de la invención.

A pesar de todo y de forma claramente oculta, el pequeño grupo de científicos (Manuel Pradera, Mariano Tomates, Julia Ioberti y Francisco González) logró sacar adelante su proyecto. Hubo fracasos tremendos, de entre los que sólo algunos han sido recogidos en su extenso y concienzudo estudio de más de quinientas páginas en papel cebolla “Todo lo que siempre se cuestionó sobre el teletransporte pero nunca se atrevió a preguntar”.

Por citar los más brutales, y después de haber revisado una de las copias del estudio que Julia me facilitó a título de amigo, decir que fueron diversos y de magnitud catastrófica, como el primer intento que llevó a explosionar un huskie siberiano, de nombre “Big-bang” en pleno laboratorio. Ni que decir tiene que el pobre chucho sólo logró teletransportarse unos metros y en pequeños trozos. Tras este trágico accidente, los intentos se sucedieron con lechugas, geranios, cactus y otros seres similares, pero en todos los casos finalizaban en pequeños incendios.

No fue hasta bien entrado el año 2010 cuando las pruebas volvieron a considerar la migración de pequeños seres vivos, transcurriendo las pruebas en primera instancia con gallinas cluecas, pollitos de colores y hormigas (atómicas todas ellas por razones obvias). Aunque tanto la gallina Caponata como el pollito Kalimero perecieron en el noble intento, su sacrificio no fue en vano, y así, se consiguió teletransportar con éxito hormigas desde el laboratorio de Boadilla del Monte hasta distintos puntos estratégicos de la calle Gran Vía. En algunos casos acertaron con el envío, y en otros tantos fallaron, resultando el aterrizaje sobre platos de sopa en el VIPS, entre lechugas de ensaladilla rusa de El Corte Inglés, etc., hechos que acarrearon graves acusaciones contra los centros comerciales citados, sin que ellos llegaran a conocer la auténtica razón que se escondía tras el suceso.

Es hoy, 17 de diciembre de 2010 cuando mis compañeros han conseguido poner el primer hombre en la Puerta del Sol, suceso que ha tenido lugar a las 07.05. El posado de Paco sobre el asfalto ha sido exitoso, a pesar de haber errado en unos metros su posicionamiento (maldito TOM TOM y su sincronización poco exacta con el satélite) que a punto ha estado de costarle un atropello mortal a ruedas de un taxista cabreado.

Desde este humilde Blog, Zaloette quiere hacer extensiva su felicitación al pequeño y aguerrido grupo de investigadores que ha trabajado tan arduamente desde la nada.

Quiero adicionalmente aprovechar el momento para ofrecerme desde estas páginas como voluntario en la prueba más ambiciosa jamás vista en el mundo del teletransporte y que no es otra que la que me debería permitir moverme desde el salón de mi casa en el Paseo de la Castellana hasta la Plaza Nueva de Bilbao, donde deberé aparecer en una mesa del Café Bilbao frente a un txakolí y pintxo de txangurro.

6 comments:

Lola said...

¿me puedo apuntar para posteriores pruebas? Me gustaría aparecer en la Sierra de Andújar junto a un lince, cámara en ristre para fotografiarlo y no solo verlo como la última vez. Besitos Antonio

Zaloette said...

Jejejejeje eres bienvenida Lola!!
Un besote. Antonio (Zaloette)

José Ramón said...

Vaya información que nos transmite hoy. Felices fiestas
Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

Serge said...

Feliz navidad amigo Zaloette, que la disfrutes en familia, un abrazo,
Serge

Zaloette said...

Felices Fiestas José Ramón. Un saludo. Antonio (Zaloette)

Zaloette said...

Feliz Navidad Serge!! Un abrazo. Antonio (Zaloette)