Thursday, 2 June 2011

Burnt out

Tengo un problema de enfoque como diría Woody Allen… (estoy desenfocado creo que comentaba en una de sus películas) y es que sólo escucho lo que quiero… está claro y más que estudiado… nos gusta oír ideas que compartimos, asuntos que conocemos, y así todo.

El caso es que ayer, casi “frito” en el sofá después de haber conseguido dormir al bebé (no suelta nuestra mano hasta quedarse profundamente dormido), escucho decir en TV a una mujer que la vida es muy corta y que por esa percepción propia cambiaba de estilo de vida cada poco tiempo; así, se había dedicado a trabajar como guía de montaña en el Pirineo y ahora disfrutaba como profesora de buceo en, ¿Malta?, creo recordar.

Hoy reviso Twitter y en mi lista de lectura conozco a alguien que llama poderosamente mi atención por un hecho similar, y que no es otro que la sensación de pérdida de tiempo que su día a día le ofrece y la rápida combustión de la llama de la vida.

Un desastre todo esto, lo sé, pero bueno, son los dos hechos puntuales, o no tan puntuales que hoy me llevo en mi mente.

3 comments:

Juanma said...

Está muy bien lo que comenta la guia de montaña. Pero podemos muchos hacer esa forma de vida???
Sinceramente creo que quien pueda hacerlo, es un auténtico privilegiado.
Aunque mis hijos empiezan a hacerse muy mayores...quien sabe....

Markosy said...

Buenas tardes Juanma,

Sí, su comentario es "ideal" si puedo denominarlo así pero desde luego ponerlo en marcha es otra cosa.

Un abrazo,

Antonio

PS - Claro, si decides ir por esos caminos no dudes en decirme!!

Nieves R said...

Creo que muchos tenemos esa misma sensación de perder nuestro tiempo en trabajos que no nos llenan y que podriamos aprovechar para hacer todo aquello que realmente nos gratifica, pero .... al final, se impone la cruda realidad de que necesitamos ese sueldo de fin de mes ¡y nos convertimos en unos simples mercenarios de nuestros nada gratificantes trabajos! Un abrazo,