Monday, 18 June 2012

De libros y películas

Días, semanas sin dejar unas líneas en el blog. ¡Qué abandono de vida! No es que el niño me quite algo de tiempo, es que me lo quita todo, unido a la falta de motivación y embotamiento de mi mente o sabe Dios qué, no dejo ni un minuto para dedicar a este asunto que tanto me motivaba otrora.

Puedo contar que estuve hace dos semanas en la Feria del Libro de Madrid, y que compré varios libros, entre ellos, dos de Kerouac (ya había leído En el Camino y quería tener el libro para siempre en mi biblioteca, no me bastaba con tomarlo prestado de la librería pública y devolverlo lleno de apuntes, dobleces y demás marcas, y además compré La Vanidad de los Duluoz, ya que narra las experiencias de su adolescencia y me está gustando en la medida en la que me acerca al autor y me permite conocer sus inquietudes y forma de entender las cosas). ¡Demasiada introspectividad no es buena! Es mejor pensar menos, esforzar menos la mollera y seguir adelante...

Finalmente también adquirí Diario de Invierno de Paul Auster. Aunque el autor trabaja en modo “churrera” y saca libros cada dos por tres, tuve la oportunidad de leer algunas páginas en mi ebook, de forma totalmente gratuita, y me decidí a comprarlo. En el mismo sentido que Kerouac, este libro me permite acercarme a su autor, conociendo las experiencias que han marcado su vida y dirigido su trayectoria personal… su profesional me interesa poco la verdad. Me gusta justo por eso, por darme acceso a su vida.

Otro más fue La Silenciosa Conquista China, como recomendación de mi padre, interesado en saber sobre el modo en que China se está haciendo con los mercados globales del consumo… cómo lo hace… pues no he empezado aún el libro pero sus métodos parecen ser el abaratamiento de coste y la calidad a límites insospechados… para cualquiera que haya visto el documental TVE “Comprar, tirar, comprar”, está comprendido todo.

Compré también, a recomendación de mi mujer, y por aquello de leer algo en Francés, el libro que ha sido la fuente para la película Intocable… o fue al revés, la película fue la fuente del libro? Bueno, da lo mismo, el caso es que disfruté la película, me gustó, y así, compré el libro.

Y poco más, el viernes pasado estuvimos por primera vez en el cine con el pequeño, una experiencia que acojonaba pues nunca habíamos ido a ver una peli con él, pero bueno, fue al aire libre, en el Institut Français de Madrid y la experiencia fue un éxito… repetimos esta semana con casi toda probabilidad.

Un abrazo,

Antonio

1 comment:

Juanma said...

Me alegra leerte de nuevo.
Mi mujer no suelta el ebook. Dice que es más cómodo leer en él que hacerlo sosteniendo un libro sobre sus manos.
Y el peque viendo pelis ya...joer.
Un abrazo Antonio.