Thursday, 16 September 2010

Safari (día 7)

Hola guapísima,

Bueno, disculpa no haberte escrito estos días anteriores pero como te dije, el trabajo duro empezaba ahora y así ha sido. Partimos hace tres días del pequeño pueblo donde nos alojábamos y desde entonces tengo la sensación de no haber dejado de andar. Verás, te cuento en detalle.

Al partir, Hugo tuvo la genial idea de alquilar un par de camellos para él y para mí. Pues bien, subirse a uno de estos animales prehistóricos casi me cuesta una hernia. Subir al Cervino estoy seguro que no puede ser tan comprometido. Pero cariño, lo peor no termina ahí. Debí hacer algo mal al acomodarme sobre el bicho y tras unos kilómetros interminables bajo el más castigador sol que puedas imaginar, caí de las alturas y quedé enganchado por mi tobillo derecho de una de las cinchas que deberían sujetar la montura al camello y no a mi pie. Matilda, caerme de la “cima” y echar al galope el maldito animal ha sido todo uno. Si no es por Hugo creo que habría batido algún record de velocidad. Llevo arena en cada poro de mi piel y mi ropa parece pesar el doble de lo que lo hacía esta mañana.

Eso sí, debo dar gracias de estar vivo. Hemos acampado en este fantástico paraje casi lunar donde vamos a pasar la noche. Acaba de llegar nuestro encargado epistolar así que creo que le entregaré esta carta ahora mismo. Sería precioso encontrar alguna carta tuya en su cartera.

Besos de tu exhausto Andy.

3 comments:

Lola said...

Pobrecito que caida ¡¡pa haberse matao!! como dirian por estos lares. Pero me has hecho reir no te imaginas como. ¿para cuando una carta de Matilda? mmmmmm.. Guapisima, Cariño. es tan dulce su trato para con ella en la carta uffff..

Zaloette said...

Buenas noches Lola,

Si quieres hacer las veces de Matilda habrá carta de ella pero si no, ella nunca responderá (glubs... he dicho más de lo que podía)...

Un besote. Antonio

Serge said...

Ahora si le has dado el toque humoristico, imagino la escena, con una buena cámara bien aislada, le hubiera hecho algunas fotos durante la caída, ;-)