Tuesday, 19 July 2011

Crisis Económica España

En los ya lejanos veranos de los años 90, solía leer despreocupadamente el periódico MARCA… sí, no se rían por favor. Por aquél entonces yo ejercía de estudiante, y básicamente mis preocupaciones se limitaban a estudiar, reducir el número de “cates” a la mínima expresión llegado el verano (no siempre se lograba… a decir verdad era una excepción lograrlo), y poco más. Digamos que seguía la sabia frase de mi padre al pie de la palabra y que no era otra que esta que pretendo hacer propia con mi hijo: “Tú preocúpate de jugar y estudiar que del resto ya me ocupo yo”

Ahora, superada la barrera de los 40 (he de admitir que con menos tristeza que la que me produjo superar la de los 30), leo otras cosas, ¿cómo no? Dejé atrás la pésima redacción de los periódicos deportivos, donde la máxima finura era el palabro “flamante”, aplicado a cualquier fichajillo de verano, para disfrutar de las noticias que desde hace años contemplo, todas ellas referidas a la crisis financiera.

Así, hoy aterrizo y leo las noticias sobre la bajada de precio (y pantalón) de Bankia, reduciendo el precio de salida de sus acciones a lo que yo denomino bono basura… y claro, quién cojones quieres subvencionar los 10,1 millones de euros que se pretenden repartir sus jerifaltes. Además, y a pesar de que el Financial Times (leo en un tweet (con “t” sí, lo otro es una tela) de Javier Solana) habla bien de España e Italia, no nos deshacemos del post-it “PIGS” que nos han colocado los especuladores en la espalda… bueno, a Italia en el talón y a España en el Cabo de San Antonio.

Y es que, qué tiempos aquellos en los que la única pegatina que teníamos era la de “Se vende”… ahora, eso sí les digo, que USA se ande con ojo porque sus propias agencias de rating parecen querer cargarse su economía… en breve cambiarán su pegatina de “How is my driving?” por la más adecuada de “How is my debt?”… y es que estas agencias parecen querer acabarse todo, incluso a sí mismas, en un afán antropofágico de canibalísticas y desconocidas consecuencias… creo que esta vez nos enfrentamos a algo más serio que la crisis del 29 y la acción de los gobiernos sería necesaria pero claro, más centrados en aplicar medidas de derecha que en guardar el culete de sus ciudadanos, pues estamos jodidos señores míos me digo.

En resumen, nuestra deuda se aleja de los precios teutones, alcanzando los 360 puntos básicos (creo haber leído hoy), lo que si no me equivoco se traduce en 3,6 puntos de interés por encima de la deuda germana. Y mientras, el desgobierno europeo sigue adelante poniendo en riesgo los pocos puntales de la sociedad del bienestar que aún nos quedan.

Siento vergüenza por el modo de gobernar de nuestros líderes, sean estos europeos, norteamericanos o africanos… sin duda un buen momento para replantearse vidas particulares y mandar todo a tomar por donde amargan los pepinos (los que rechazó Alemania).

4 comments:

Juanma said...

Ya que lo mencionas, lo de Alemania con los pepinos no tuvo pase. Lo calcularon bien los.....
Y es que no me creo que fuera algo circunstancial. Lo midieron bien, sabiendo las terribles consecuencias para el sector. En fin...
Lo demas...pues que vamos a decir.
Pero si, yo tambien me planteo cosas jaja.
Un saludo Zaloette.

Markosy said...

Buenos días Juanma,

Gracias por tu comentario. Voy a tu Blog ahora mismo!

Un abrazo,

Antonio

Lola said...

Eres muy bueno Antonio, reflexión muy acorde y acertada con toda la basura que nos rodea mmmmmmmmmmmm por fin dimiten algunos que solo aprovechan la política en propio beneficio, ya podrían seguir su ejemplo algunos más........... Besos desde tu Jaén

Markosy said...

Buenos días Lola!

Menudo comentario genial me dejas hoy. Me has arreglado la semana, que considero bastante gris.

Besos, y te deseo un precioso día.

Antonio