Monday, 8 November 2010

Mi Papá dice que Tonto es quien dice Tonterías… y este dice unas cuantas así que debe serlo

Vaya, llevo tiempo sin volcar sensaciones profundas en el Blog y lo siento de verás… bueno, mejor dicho, me siento como aquel pianista que dijo que un día sin tocar lo sentía él, dos días sin tocar lo sentía la orquesta, tres días sin tocar y lo sentía la audiencia, y si eran cuatro, lo sentía la crítica.

Yo llevo más de tres meses, así que imagínense hasta donde llega el sentimiento… pero Zaloette - inquiere mi Blog que atiende al nombre de Zaloette's World, proceda con la breve historia que le trae hoy a mis binarios brazos, y es que sé de buena tinta que ha disfrutado de un colaborador realmente estúpido.

Cierto mi amado Blog, se trata de un tipo de provincias, hecho que en sí no es malo en absoluto. Yo mismo lo soy. El caso es que el personaje en cuestión se ve a sí mismo como una especie de Rotschild.

Sus conversaciones más profundas giran en torno al coche de marca alemana (una ordinariez; papá que afortunado me siento de tu trabajo en Munich sin que trajerais de vuelta un puto Mercedes) que compró hace algo más de un año y que le ha salido tongo (normal, por idiota), el terreno y la casa que va a construirse por valor superior a 500.000€ y su consulta a mi persona para asegurarse que en su próximo viaje a París no le van a incinerar el flamante coche… bueno, al menos esta pregunta me ha agradado pues adivina en mí el placer que visitar ese país me produce y es bueno que a uno le tengan como referente cuando de viajar a Francia se trata, ¿o no es cierto?.

La verdad es que es un tío poco viajado, bastante de provincias, aunque se esconda tras enormes y valiosísimas (para él) adquisiciones desde su llegada a la Jungla (así es como denomino yo a esta especie de Gotham City Iberia que es la capital del Reino de España).

Le imagino regresando cada fin de semana a su pequeña aldea, haga sol o haga niebla (ya saben, I love Paris when it sizzles… I love Paris when it drizzles) con la ventanilla de su engaño sobre cuatro ruedas completamente bajada y su codo asomando cual estandarte de caballero victorioso. Estoy seguro, de esto no me cabe duda, que es muy apreciado en su pueblo y que entre su gente es un modelo a seguir… ya ven, un puto destripaterrones que ha adquirido cuatro bienes en la Capital de la Corrupción.

Y mientras, la vida por encima de él continúa, con directivos tiraduros (son nuestros duros joder, ¿cómo no los van a tirar con acierto?) que obtienen sumas millonarias porque el de al lado no se prejubiló de acuerdo a sus expectativas.

Y es que, gracias a estos tipos que los cada vez más asequibles medios de transporte acercan a las Junglas, la vida es más... ¿graciosa?… bueno, espero que en su visita a París algún gendarme loco no mate a un ciudadano marroquí a palos y justo se inicie una revuelta callejera desde algún escondido banlieu quemando el coche de este imbécil; al menos que se lo quemen en la entrada de Biriatou pero no en mi amado país vecino. Mi credibilidad se vería tirada por los suelos.

2 comments:

Lola said...

Aunque llevas tiempo sin actualizar ha merecido la pena, a mi me has sacado una sonrisa... Un beso

Zaloette said...

Jejejejeje gracias Lola!! Entonces me doy por satisfecho. De eso se trataba, de que aquellos que entréis al Blog os lleveis al menos una sonrisa. Besote. Antonio (Zaloette)